Angeología de la Nueva Era

La Ageologìa es el estudio o doctrina técnica  del trabajo energético con seres o energías lumínicas no físicas.

 

 

 

La Nueva Era se destaca por sus tendencias gnósticas o énfasis en la experiencia personal. Aunque su literatura toma en cuenta las fuentes tradicionales referentes a los ángeles como la Biblia y el Zohar de la Cábala, el énfasis de la angelología de la Nueva Era se inclina por el conocimiento mediante la experiencia energética de los mismos.

 

 

 

Según el movimiento Nueva Era, los seres celestiales:

 

 

 

  • Son asignados a la vida de las personas.
  • Tienen nombres y se comunican con los seres humanos cuando se les invoca.
  • Responden a colores, elementos, piedras, los astros y otras manifestaciones físicas.
  • Tienen áreas específicas de acción como horas, días, meses y años.
  • Obedecen a las peticiones de los seres humanos, interceden por ellos y ofrecen auxilio en casos de emergencia y necesidad.
  • Pueden comunicarse por distintos medios.

 

 

 

La angelología es una rama de la teología que hoy en día continua creciendo. Las experiencias con ángeles, la literatura y los textos antiguos ayudan al ser humano a llegar a sus propias conclusiones y reconocer su visión personal de la función y naturaleza de los ángeles de Dios.

 

 

 

 

 

 

 

Que sueño quiero crear y quien debo ser para obtenerlo, solo al Ego le preocupa él como.

 

 

 

 

 

 

 

Si algo no está ocurriendo en tu vida, tú eres el único responsable de ello, pues el campo de las infinitas posibilidades siempre recoge todas tus intenciones.

 

 

 

 

 

 

 

Si mi verdadera intención es ser astronauta, ósea el QUE y comienzo aperarme parella desde el principio y recopilo información, y me codeo con personas que tengan algo que ver en este mundillo etc. Me comporto como QUIEN debo ser para  crear mi sueño, estoy más cerca del campo de la posibilidad de obtenerlo. Si me enfoco en él COMO pues es algo para unos pocos, complicado carro etc. Me alejo el campo de la creación de ese sueño.

 

 

 

 

 

 

 

La intención es un patrón de creación, y no hay intenciones neutras todas crean en el plano de nuestra realidad.